Viñedos

Debemos concebir la denominada Región del Ribeiro, como una comarca privilegiada por su adecuado clima que lleva posibilitando desde hace centurias el cultivo de una preciada vid cuya rica variedad alberga diversas cepas entre las que destacan la Treixadura , el Torrontes o el Loureiro, como pueden ejemplificar perfectamente nuestros viñedos. Situada en el oeste de la provincia orensana esta grata tierra es bañada por tres ríos, Miño Avia y Arnoia, presentando en sus cerca de tres mil hectáreas, una orografía suave y agradable impregnada de historia, belleza, singularidad y sin duda, una cultura vinícola excepcional.

TREIXADURA

 

Elegante y compleja, genera vinos llenos de matices, trasladando como ninguna la expresión del terruño y acompañada de recuerdos frutales, de hierbas aromáticas, cítricos y flores. En boca ofrece una gran estructura y frescor, a la vez que sabrosidad y profundidad.

TORRONTÉS

 

Delicada y amable, con expresión dominada por la fruta y hierbas aromáticas. Sabor fino, fresco y con buena acidez.

LOUREIRA

 

Exuberante y fresca, con aromática dominada por la expresión floral, cítricos y hierbas aromáticas frescas. Dota a los vinos de delicadeza, elegancia y ligereza, a la par que frescor.

ALBARIÑO

 

Intensa Variedad de racimos pequeños, posee aromas florales y afrutados, finos y distinguidos, que impresionan agradablemente . Sabor fresco y suave, de suficiente cuerpo y marcada acidez.

En este acertado y onírico marco natural es donde toma cuerpo nuestro vino haciéndose eco de las prácticas artesanales de esta tierra y respetando la más pura armonía entre modernidad vanguardista y tradición centenaria que le otorga a nuestro producto ese inconfundible sello de distinción.

 

Así mismo, es obligado hacer referencia a la añeja tradición de todos nuestros cultivos. Nuestros primerizos viñedos, cuyo trabajo se remonta hasta varias generaciones en el tiempo, están situados en la ladera del denominado “Coto de Novelle”, en la orilla izquierda del omnipresente Miño. Entre estas cepas originales, rebosantes de historia y trabajo, cabría destacar por su situación privilegiada y su imponente carácter, viñas como la de “A Ponte“,”o Quinteiro“,”Fonte Quente” o “La Calzada”. Todas ellas comparten una existencia soleada y arraigada en un suelo arcilloso y arenoso.

 

Por último, debemos destacar la heterogeneidad, tanto en localización como en tipo de tierra, que caracteriza nuestras viñas, rasgo de vital importancia ya que nos permite imprimirle a todos nuestros vinos una mayor riqueza y tonalidad.