La Poda

La Poda

Hola de nuevo Serafín y Clara,

En la actualización de este mes vamos a hablar sobre el proceso actual: La poda. La poda de la vid, es una práctica realizada por el viticultor, que consiste en reducir la parte vegetativa de la vid a fin de limitar su crecimiento natural, así como mejorar su rendimiento y calidad de las uvas.

Por si no lo sabíais, la vid es una liana trepadora, y si se le deja en estado natural, las ramas, llamadas sarmientos, pueden alcanzar hasta los 30 metros de longitud.

Medianta la poda, logramos que la longitud del sarmiento de la vid se reduzca, así como se reduce el número de sarmientos. Por tanto, la vid producirá menos racimos, pero estos serán de mayor calidad y más grosor.

La poda alarga la vida de la vid, y asegura la cosecha de un año para otro. Pero además, también permite adaptar el tamaño de la planta al espacio donde se cultiva, para facilitar las tareas del viticultor.

Existen diferentes tipos de poda: de formación, de fructificación, de invierno y en verde. Así como diferentes sistemas dependiendo del sistema de conducción elegido para las vides: en vaso, guyot, en cordón o pérgola.

En el caso de tu cepa, y dado el sistema de conducción de espaldera tradicional del Ribeiro, actualmente estamos realizando una poda de invierno. Esta se realiza después de la caída de las hojas, antes de que vuelvan a salir los nuevos brotes. No se puede realizar a temperaturas demasiado bajas, ya que esto puede traer consigo riesgos para la planta, algo que hay que evitar.

En el caso de la cepa apadrinada, la poda realizada será la llamada “guyot”, un tipo de poda propio de la variedad treixadura aquí en el Ribeiro. Es una técnica apta para viñedos vigorosos y con mayor fructificación, aunque conlleva mayores costes que otros sistemas.

No Comments

Post A Comment