Esta máxima latina encarna a la perfección la longeva tradición vinícola de las tierras del Ribeiro. Así pues la explotación de los vinos gallegos puede remontarse hasta la época de los romanos quienes le otorgaron un fuerte impulso económico y comercial. No obstante tras la caída del Imperio y durante las difíciles centurias que vertebran la alta edad media la explotación y comercialización enológica gallega sufre un claro estancamiento y declive al igual que el resto de actividades económicas en cuasi toda Europa. Si bien esta recesión será prestamente superada gracias a la capitalización del comercio y cultivo de la vid y sus derivados por los monasterios gallegos de la Plena Edad Media permitiendo de este modo que el vino del Ribeiro disfrute de su “Edad de oro” durante los siglos XVI y XVII.

Así pues en el siglo XVI el fruto de nuestros viñedos no solo goza de una fructuosa acogida en el mercado ibérico si no que también fue objeto de exportación hacia Francia, Portugal y sobretodo Gran Bretaña, llegando a finales de siglo al nuevo continente americano.

Sin embargo a partir del siglo XVII comienzan de nuevo los problemas para los preciados vinos blancos del Ribeiro. Su demanda comercial se ve poco a poco estrangulada debido a la fuerte presión arancelaria del Reino de Castilla lo que provoca el encarecimiento de nuestro vinos y la consiguiente perdida de importantes mercados. No obstante la estocada final será encarnada por la llegada a nuestro país de la plaga de la “filoxera o ofium”, letal plaga  que durante el siglo XIX arrasó buena parte de nuestros viñedos  provocando un gran declive económico y la sustitución de las cepas autóctonas por otras de mayor resistencia pero de menos calidad, poniendo fin, de este trágico modo, a la época dorada del Ribeiro.

Por tanto el objetivo y meta de nuestra bodega es contribuir en la medida de lo posible a la recuperación de la fama y el glorioso pasado del auténtico vino del Ribeiro, mediante la promoción de las variedades y plantaciones autóctonas, así como de una explotación vitícola artesana y tradicional.